La marca de iluminación para el automóvil Philips, que fabrica y comercializa Lumileds, aplaude la última campaña puesta en marcha por la Dirección General de Tráfico entre el 23 y 27 de julio, en la que, entre otras cosas, los agentes de Tráfico vigilaron que las furgonetas tuvieran la ITV en regla. De los 37.200 controles realizados en carretera durante esta campaña, se derivaron 3.151 denuncias, 636 de ellas, más de un 20%, por problemas con la ITV. Según datos recogidos por Lumileds, los rechazos de furgonetas en la ITV por defectos de iluminación también han crecido un 20% en tres años.

La compañía ha analizado los datos estadísticos de los últimos tres ejercicios (de 2015 a 2017) ofrecidos por el Ministerio de Industria, sobre los resultados de las inspecciones técnicas llevadas a cabo por las estaciones de ITV de toda España. Estos datos revelan que, en el apartado “Alumbrado y Señalización”, se ha producido un crecimiento del 20,2% en los defectos graves, los que impiden superar la inspección obligatoria, en los vehículos de mercancías de menos 3.500 kg, al pasar de 341.820 en 2015 a 410.758 en 2017.

“El aumento de los fallos graves en el sistema de iluminación y alumbrado en vehículos comerciales debe preocuparnos a todos. Más si cabe cuando la máxima de ‘ver y ser vistos' tanto de noche como de día en carretera es aún más importante en este tipo de vehículos. De ahí la importancia de realizar un mantenimiento periódico de las luces y demás componentes del sistema para evitar poner en riesgo la seguridad tanto de sus ocupantes como del resto de vehículos que circulan por sus mismas vías”, señala Juan Sologuren, director de Lumileds Luxeon de Iberia. “No en vano, este tipo de vehículos se vio involucrado en más de 12.800 accidentes con víctimas en 2017, en los que fallecieron 232 personas, según los datos de la DGT”.

Al analizar los datos en detalle, Lumileds señala que los defectos graves en el apartado “Alumbrado y Señalización” en vehículos de mercancías de menos 3.500 kg significaron en 2017 el 23,3% del total de fallos graves detectados en estos vehículos. Mientras, los defectos leves en esta categoría supusieron más del 33% del total, es decir, uno de cada tres defectos leves encontrados.

Todo ello, teniendo en cuenta que, según calcula la asociación Aeca-ITV, el 52% de las furgonetas circula sin la ITV en vigor. Y cuando el parque de furgonetas y camiones hasta 3.500 kg, según datos de la DGT, cerró 2017 con 4.465.079 unidades, de las cuales 2.937.867 (65,8%) tenía más de diez años. Y, más aún, 946.955 (el 21,2%) tenía más de 20 años.

“El creciente envejecimiento del parque automovilístico español, más acusado en los vehículos destinados al transporte de mercancías, no puede ser excusa para no prestar la atención debida a uno de los sistemas de seguridad más importantes: el sistema de alumbrado y señalización. Por eso, es fundamental efectuar un mantenimiento básico de lámparas y ópticas en talleres de confianza para contribuir a mejorar la seguridad vial y a reducir las tasas de siniestralidad en nuestro país”, concluye Sologuren.

Para ayudar a los automovilistas a disfrutar por más tiempo de una iluminación optima en su coche, la marca Philips cuenta con lámparas como las LongLife EcoVision, con una duración aún mayor. De este modo, las lámparas Philips LongLife EcoVision se convierten en el mejor aliado para quienes les cuesta más llevar al día el mantenimiento del automóvil. Se trata de unos productos con procesos de calidad rigurosos que maximizan la duración de la lámpara en las condiciones más exigentes.