ContiTech, gracias a sus líneas de combustible extremadamente elásticas para motores de camiones pesados, brinda una fundamental contribución a esta nueva generación de motores, más resistentes y respetuosos con el medio ambiente.

La firma, que produce 20.000 líneas de combustible a la semana en su planta de Karben (Alemania), permite el cumplimiento de futuras normas de emisiones, tales como la Euro 6 y EPA 13.

Las líneas de combustible convencionales ya no cumplen con los requisitos de los motores de servicio pesado. La nueva generación, desarrollada especialmente para este fin por ContiTech, es resistente a la presión de 35 bar y soporta temperaturas de operación de hasta 130ºC.

En este sentido, las líneas de 15 mm. de diámetro interior cuentan con muy bajas tasas de penetración. Son completamente de cobre-libre y evitan la formación de espuma de combustible resultante de la reacción química en las aplicaciones de biodiesel.

"El reto técnico para ContiTech yacía en el diseño de un nuevo proceso de producción, con aún mayor calidad", exponen sus dirigentes.

ContiTech es uno de los pocos proveedores que fabrica una gama para esta aplicación especial. Señalar que un área específica de producción ha sido creada para ello, además de una importante inversión en maquinaria nueva.