Los modelos Fragua, Diamante y Silex Plus Oxígeno destacan por ser versátiles y adaptables a múltiples profesiones, como la construcción, industria, instalaciones, talleres mecánicos...

Son, en este sentido, un calzado de seguridad idóneo para desempeñar trabajos en entornos poco iluminados, puesto que cuentan con bandas reflectantes en los laterales y en la trasera, detalles que hacen más fácil la localización/situación del trabajador.

La línea Panter Plus Oxígeno está certificada por la norma UNE EN ISO 20345 y reúnen tecnologías, materiales y prestaciones de vanguardia que brindan al calzado de seguridad de una calidad y protección excepcionales:

- Suela PU TPU Oxígeno, impermeable y transpirable, con membrana integrada en la propia suela. Evacúa el sudor, al mismo tiempo que garantiza la impermeabilidad.

- Planta textil antiperforación no metálica extraordinariamente flexible y ligera, que facilita en todo momento la movilidad y flexibilidad, amoldándose sin rigideces a la forma natural del pie. Fabricada con fibras especiales de resistencia extraordinaria a la perforación, protegiendo así al pie de posibles agresiones con objetos puntiagudos.

- Puntera plástica resistente a impactos de hasta 200 julios, siendo súper ligera, confortable, ergonómica y aislante de la electricidad.

- Reflectantes 3M con retroflexión certificada, de alta visibilidad en los laterales y en la trasera del calzado, ideales para los trabajos en zonas con poca luminosidad.

- Suave piel flor natural de primera calidad.

- Plantilla antiestática diseñada en tejido cool max que mantiene al pie fresco y seco. Su espuma de gel de látex proporciona una amortiguación adicional y una fantástica sensación de confort.

- Sistema de lazado rápido.

- Acolchado anti-rozaduras.

Remarcar que la línea Panter Plus Oxígeno ha sido posible a partir de la constante apuesta por el I D i y un proceso de fabricación de vanguardia con el que cuenta la empresa, al disponer de una maquinaria automatizada de inyección de PU y TPU de última generación.

Esto les ha permitido unir por inyección el compuesto de membrana al calzado de seguridad, garantizando una larguísima vida útil al producto.