Hella amplía su cartera de sistemas ópticos de advertencia con la próxima llegada del nuevo rotativo "K-LED Rebelution", que combina diseño, calidad y función en un solo producto. Además, la compañía ha trasladado la tecnología EdgeLight del sector de la automoción y ha solicitado la aprobación de la patente para el segmento de sistemas ópticos de advertencia.

La luz emerge de una banda de luz estrecha de 8 mm de altura en lugar de a través de una cúpula. De este modo, se garantiza el efecto de advertencia: el K-LED Rebelution cumple los requisitos legales de la Directiva Europea ECE R 65 para rotativos y está aprobado para su uso en vías públicas.

hella rotativo camiones

Ya se trate de camiones y remolques, maquinaria agrícola y forestal o vehículos municipales, la importancia de los productos LED en el campo de la iluminación de vehículos aumenta constantemente en todos estos segmentos. “Y no sólo por su potencial de ahorro de energía, sino también porque dicha fuente de luz hace una contribución impactante a la apariencia externa del vehículo”, destacan desde Hella, para añadir que los fabricantes también demandan cada vez más poder integrar componentes, de manera equilibrada, en el diseño del vehículo existente.

Hella ha utilizado la llamada tecnología EdgeLight en el desarrollo de K-LED Rebelution. La guía de luz EdgeLight es un elemento cuyo borde frontal luminoso crea una firma distintiva. Para este uso, la luz de un LED se acopla a la parte posterior de la guía de luz y se emite de manera uniforme en toda su longitud mediante una reflexión total a través de la guía de luz. Esto genera una señal de advertencia de largo alcance. Con su carcasa negra, el K-LED Rebelution de 60 mm de altura combina con diseños de vehículos modernos y clásicos.

Además del diseño, el desarrollo de K-LED Rebelution se ha centrado sobre todo en características como la fiabilidad y la durabilidad. La carcasa de los rotativos está hecha de aluminio antipolvo y la superficie emisora de luz, de policarbonato. Además, el rotativo tiene una clase de protección IP6K9K. Esto significa que la suciedad persistente del vehículo se puede eliminar con un limpiador de alta presión sin ningún problema. Por su parte, la electrónica de K-LED Rebelution es compatible electromagnéticamente, lo que significa que el GPS y otras señales de radio e información no se ven afectadas cuando el rotativo está en funcionamiento.