Los ingenieros de Wulf Gaertner Autoparts AG han desarrollado un nuevo brazo de suspensión trasero para las Series 5, 6 y 7 de BMW, mediante el cual siempre se tiene a mano la pieza correcta. Gracias al perno de rótula adaptado y a las arandelas de acero, asimismo adaptadas, reemplaza a dos distintas versiones originales, y sin restricción alguna según los diferentes años de producción.

Llega el momento de reemplazar un brazo de suspensión trasero de un BMW de la Serie 5, 6 ó 7, y el mecánico - si se trata de una pieza original - tiene que elegir entre dos brazos distintos y pedir al mayorista la pieza correcta. Pero sólo en base al año de producción o bien en el momento de desmontarla ve cuál de las dos versiones necesitará. En el caso de equivocarse o si los datos del fabricante no concuerdan, la reparación se retarda.

A través del nuevo brazo de suspensión trasero de Meyle, Wulf Gaertner Autoparts ofrece ahora una solución que excluye gastos imprevistos e incluso un montaje incorrecto. Sus ingenieros han modificado el perno de rótula del brazo de suspensión trasero, para que éste siempre cuadre en todos los modelos BMW de las Series 5, 6 ó 7.

Además, los brazos originales tienen distintas arandelas de acero fijas. Por esta razón, aparte del brazo de suspensión Meyle y junto al correspondiente material e indicaciones para el montaje, se encuentran dos arandelas de acero, adaptadas para su uso. El mecánico elige entonces la correcta para la rótula de dirección.