El Departamento de Posventa de Škoda Auto y Škoda Auto DigiLab están probando la nueva app “Sound Analyser” que utiliza inteligencia artificial (IA) y ayuda a identificar la necesidad de pasar por el taller. El programa registra los ruidos hechos por el vehículo cuando éste está en marcha y los compara con los patrones de sonido que tiene almacenados. En caso de producirse discrepancias, la app usa un algoritmo para determinar su naturaleza y cómo pueden solucionarse.

Para evaluar el nivel de desgaste de los componentes, el programa tiene en cuenta diversos parámetros específicos al vehículo y analiza el perfil de uso del coche en cuestión. Para ello, la aplicación hace que sea especialmente fácil la realización de pruebas de diagnóstico en el vehículo por parte de los técnicos, ya que todo lo que necesitarán es un smartphone o una tablet normal y corriente que les permita hacer uso de la app.

skoda aplicacion taller 2

Aunque el programa es altamente complejo, su funcionamiento es intuitivo: los sonidos producidos por el vehículo cuando está en marcha pueden registrarse usando un smartphone. Una vez registrados, un algoritmo los compara con los patrones de sonido almacenados y, en base a eso, proporciona una descripción concreta del resultado. El software ya es capaz de reconocer diez patrones (con una precisión del 90%), incluidos componentes como el sistema de dirección, el compresor del aire acondicionado y los embragues de la transmisión automática (DSG). La app también está configurada para reconocer futuros patrones de sonido.

Los algoritmos de red neural proporcionan las base técnica de "Sound Analyser". La app convierte el archivo de audio en un espectrograma que representa visualmente las señales acústicas. Mediante inteligencia artificial, esta representación se compara con las grabaciones almacenadas para así identificar desviaciones. Con ello, la app categoriza la necesidad potencial de realizar tareas de mantenimiento o reparaciones basándose en patrones predeterminados.

La app para smartphone ya se ha estado poniendo a prueba en 14 países, incluyendo Alemania, Rusia, Austria y Francia, desde junio de 2019. Un total de 245 concesionarios Škoda han tomado parte en el proyecto piloto. Son esenciales a la hora de proporcionar las grabaciones de audio necesarias para el "proceso de aprendizaje" del software, por lo que contribuyen directamente al desarrollo del programa.

En el futuro, la introducción gradual de tecnologías para identificar cualquier desviación acústica respecto a la norma abrirá la puerta a numerosas posibilidades en materia de mantenimiento predictivo basado en sensores. Según la marca, la conexión online del vehículo puede usarse también para concertar un cita directamente con el responsable del taller, en caso de ser necesario.