Cuando se están tomando decisiones sobre el mantenimiento de una flota, ya sea cuándo comprar un camión nuevo, cuándo hacer la próxima puesta a punto o cuándo realizar el cambio de los neumáticos, no se puede simplemente adivinar, necesitamos tener datos para asegurar de que está operando de la manera más eficiente posible. “Eso significa capturar datos de servicio”, destacan desde la Asociación Española de Neumáticos Reciclados.

En los neumáticos, AER recomienda crear una base de datos que aporte soluciones para el futuro. Los datos básicos que deben ser recopilados son: presión de los neumáticos, profundidad de la banda de rodadura, kilometraje y posición.

Pero también se tienen que agregar: marca del neumático, modelo, si ha sido recauchutado, número de veces recauchutadas, fabricante de recauchutado, antigüedad y razón para la sustitución.

Desde la Asociación Española de Neumáticos Reciclados aconsejan que, con toda esta información, se puede mejorar la gestión de los neumáticos de una flota, rentabilizándolos al máximo y asegurando un óptimo rendimiento en seguridad y fiabilidad del funcionamiento de los vehículos.