Aprovechando su participación en la pasada feria alemana The Tire Cologne, Apollo Vredestein presentó su nuevo neumático de invierno de ultra alto rendimiento (UHP), el Vredestein Wintrac Pro, que tiene como objetivo ofrecer un rendimiento sin parangón en conducción invernal para la gama de vehículos más potentes.

La selección del primer juego de tamaños se basó en modelos como el nuevo Audi A6, el BMW Serie 5, el Volvo V90, el Mercedes Clase C y en otras marcas de lujo como Porsche y Tesla. El Wintrac Pro ya está disponible en 30 de los 35 tamaños planificados. Los 5 restantes se lanzarán próximamente. Y posteriormente, la gama se ampliará a más de 100 tamaños.

El Vredestein Wintrac Pro responde a la creciente demanda del mercado en el segmento de neumáticos de ultra alto rendimiento (UHP) a partir de 17 pulgadas, ofreciendo como principales características la máxima adherencia en el trazado de curvas, una reducción de la distancia de frenado en superficies mojadas y una gran maniobrabilidad incluso a altas velocidades. El Wintrac Pro está disponible en la gama de velocidad Y, lo que le permite alcanzar velocidades de hasta 300 km/h en un gran número de tamaños.

El neumático combina un diseño atractivo (creado en colaboración con Giugiaro) con avanzada tecnología. Aunque el neumático muestra una nueva evolución de Vredestein en términos de estructura y construcción, la mayor innovación radica en el uso de materiales. La exclusiva combinación de resinas con alto contenido de sílice en el compuesto de la banda de rodadura garantiza una capacidad incomparable en maniobrabilidad y frenada sobre nieve y superficies mojadas.

La banda de rodadura del Wintrac Pro también cuenta con un nuevo diseño de entalladuras y surcos. Los surcos centrales y las entalladuras laterales se disponen en afilados ángulos para garantizar la mejor maniobrabilidad sobre nieve; mientras que las entalladuras horizontales de la zona central aseguran una aceleración y una frenada excepcionales. Su huella ovalada mejora la evacuación del agua de la banda de rodadura, lo que a su vez aumenta el rendimiento sobre superficies mojadas. Todo esto se traduce directamente en una mejora de la respuesta de la dirección y en un comportamiento muy equilibrado en las curvas.

Estas innovaciones han requerido un largo periodo de simulaciones, así como exhaustivas pruebas de laboratorio y de conducción invernal al aire libre. Los estudios internos mostraron una mejora superior al 15 % en maniobrabilidad sobre nieve y del 10 % en frenada sobre superficies mojadas, lo que ya supone una ventaja con respecto a su predecesor, el Wintrac xtreme S.