La entidad sin ánimo de lucro, SIGNUS, acaba de presentar algunas de sus cifras correspondientes al ejercicio 2016, en el que recicló 194.803 toneladas de neumáticos a través de diferentes valorizaciones.

De las 194.803 toneladas gestionadas, 23.629 toneladas se destinaron a preparación para su reutilización (neumático de ocasión o recauchutado), 102.522 se separaron en sus componentes (acero, caucho y fibra textil), 144 toneladas se destinaron a obra civil, 66.048 se utilizaron en el coproceso de fabricación de cemento, 2.432 toneladas para la generación de energía eléctrica y 22 toneladas a instalaciones de pirólisis.

El desarrollo del mercado de materias primas secundarias derivadas de los neumáticos fuera de uso continúa siendo la principal apuesta de la Entidad en su contribución a la sostenibilidad y a la economía circular.

Desde SIGNUS se han impulsado también diferentes proyectos para dar valor a los materiales reciclados, destacando el desarrollo de piezas de granulado de caucho y resina mediante sistemas de producción en continuo, la aplicación de la nanotecnología a las partículas de caucho, incorporación de partículas de caucho en el hormigón de las barreras New Jersey, desarrollo de superficies de altas prestaciones con caucho para pistas ecuestres, entre otros.