El fabricante Bridgestone expresó que tiene previsto revisar más de 1,2 millones de neumáticos, debido a que las fisuras detectadas en sus costados pueden causar fugas de aire, informó el Ministerio de Transporte de Japón.

Se trata de la mayor llamada a revisión de neumáticos defectuosos de autobuses y camiones que se ha registrado hasta ahora en el país asiático. Las cubiertas en cuestión, que se han vendido mayoritariamente en Japón, fueron fabricadas entre enero y agosto de 2013 en la planta de Tochigi.

Un total de 40 tipos de neumáticos pueden registrar grietas en el componente utilizado para mantener el aire dentro de la rueda, como consecuencia de errores en el proceso de fabricación.

El ministerio reveló que ha recibido 14 quejas desde el pasado mayo en relación a los neumáticos, por razones como la pérdida de aire durante la conducción, aunque no se ha registrado accidente alguno con las ruedas defectuosas.

Bridgestone subrayó que cambiará todas las unidades en las que se detecten grietas durante la revisión o aquellas que parezcan que las vayan a tener.