A principios de este mes, Dunlop participó en la primera carrera del Campeonato Francés de Superbike como “wild car” con Xavier Simeon, ex piloto de MotoGP, a los mandos de la Yamaha YZF-R1 del equipo de pruebas de la propia marca de neumáticos. El resultado, la 'pole position' el sábado y victoria y vuelta rápida en carrera. El director de Dunlop Motorsport, Wim Van Achter, explicó la importancia de la victoria del equipo de pruebas: "fue muy positivo, los tiempos por vuelta cumplieron todos los requisitos y tener a un ex piloto de MotoGP probando neumáticos nos da cierta ventaja".

Los equipos punteros que compiten con los neumáticos Dunlop son el Honda Endurance Racing, VDR IGOL Pierret Experiences, Suzuki Endurance Racing Team y Maco Racing.

Van Achter cree que serán unas 24 Horas muy disputadas. "Es muy prometedor, tenemos mucha confianza en el rendimiento de los neumáticos y en los cambios en la alineación de pilotos. Simeon se unirá al equipo VDR y sus ex estrellas de MotoGP, Yonny Hernández y Randy de Puniet, fortalecerán al equipo Honda, junto a la experimentada estrella del EWC Sébastien Gimbert."

Dunlop ha desarrollado un nuevo neumático de calificación para las 24 Horas de Le Mans que dará a los equipos la capacidad de ir al máximo durante varias vueltas. Esto es especialmente importante ya que, como novedad esta temporada, los cinco mejores equipos reciben puntos en la calificación.

Además de los neumáticos de desarrollo, la gama de Dunlop para el EWC también incluye la gama KR Slick que está disponible para cualquier piloto aficionado o para los pilotos profesionales en la red de distribuidores de Dunlop. Estos neumáticos de producción fueron utilizados para conseguir la victoria absoluta en 2017 gracias a su rendimiento constante.

Además de brindar asistencia técnica a los equipos oficiales, Dunlop ha organizado conjuntamente el Trofeo de Independientes del EWC, que brinda a los equipos privados incentivos financieros para conseguir resultados sólidos. Dunlop organizó este trofeo para fomentar que los equipos privados compitiesen junto a equipos oficiales.