Confortauto Hankook Masters, red nacional de talleres de mecánica rápida del automóvil, con 700 centros en España y Portugal, pone en marcha una campaña en sus talleres para alertar a los conductores sobre los peligros que conlleva para la seguridad al volante llevar los neumáticos en mal estado: desgastados, mordidos, con abombamientos, cortados,...

En España, según la legislación vigente, la profundidad mínima de dibujo permitida es de 1,6 mm. Rodar por debajo de este mínimo legal está multado por 200 euros cada neumático, la inmovilización del vehículo y, lo más importante, se conduce sin garantía de seguridad, ya que el neumático deja de cumplir su función.

No en vano, la evacuación del agua se efectúa peor, alargando la distancia de frenado y su comportamiento se vuelve impreciso, aumentando los riesgos por pérdida de control y aquaplaning.

Un estudio independiente realizado por MIRA (Industria de investigación del motor) del Reino Unido, indica que un neumático con la profundidad del límite legal de 1,6 mm., necesita 39,5 metros para frenar a 80 km/h. sobre mojado. Esta distancia se reduce a 31,7 metros si la profundidad es de 3 mm., y a 29,5 metros si es un neumático nuevo con 8 mm. de profundidad.