Continental mantiene el buen rumbo a pesar que el entorno de mercado sigue presentando unas elevadas exigencias. Así, de cara a la presentación de las cifras de negocio de los primeros nueve meses del año, la empresa confirma sus previsiones para 2015 y aumenta una vez más su previsión anual.

 

"Esperamos superar los 39.000 millones de euros para todo el ejercicio. La previsión hasta finales de año nos hace ser optimistas y creemos que superaremos el margen EBIT normalizado actual, que se sitúa en torno al 11%", argumentó Elmar Degenhart, presidente de la Junta Directiva de Continental.

En líneas generales, prosiguió el dirigente, dejamos atrás un sólido tercer trimestre a pesar de la complicada situación económica. "Hemos sido capaces de compensar el bache en el crecimiento de la producción de turismos en China y el descenso de la actividad industrial mediante el crecimiento constante en Europa y Norteamérica".

La cifra de negocio del proveedor internacional de la industria del automóvil, fabricante de neumáticos y socio industrial aumentó en los tres primeros trimestres de 2015, en comparación con el mismo periodo del año anterior, en un 14,2 %, ascendiendo a los 29.200 millones de euros. Normalizada en efectos de consolidación y del tipo de cambio, la cifra de negocio subió un 3,3%.

Al mismo tiempo, el resultado del grupo atribuible a los titulares de acciones creció en un 15,9%, alcanzando así los 2.100 millones de euros. Con ello se incrementó el resultado por acción, que se situó en 10,42 euros, frente a los 8,99 euros del mismo periodo del año anterior.

De hecho, a 30 de septiembre de 2015, el resultado operativo (EBIT) del grupo se había incrementado en un 30,6% en comparación con el mismo periodo del año anterior, situándose en 3.200 millones de euros. Esto equivale a un margen EBIT del 10,9%, frente al 9,6% del ejercicio anterior.

Por otro lado, la deuda financiera neta del Grupo Continental a 30 de septiembre de 2015 es de 4.300 millones de euros, 370 millones de euros más que en el mismo periodo del año anterior. En comparación con finales de 2014, la deuda financiera neta se incrementó en 1.500 millones de euros, fundamentalmente por la compra de Veyance Technologies, realizada a finales de enero de 2015, y la adquisición de Elektrobit Automotive a principios del mes de julio.