El pasado 19 de octubre, Día Mundial Contra el cáncer de mama, el Puente Dunlop recién inaugurado en el Circuito del Jarama se tiñó de rosa, rindiendo homenaje a todas las mujeres que han sufrido o sufren esta enfermedad y luchan para salir adelante cada día.

“De forma habitual, el puente estará iluminado en color amarillo, color corporativo de la marca. Sin embargo, podrá lucir otros colores para recordar a los espectadores una fecha señalada o una celebración especial”, apuntaba Héctor Ares, responsable de Comunicación de Goodyear Dunlop.

Por ello, Dunlop no quiso dejar pasar la oportunidad de convertir este icono de la competición en un símbolo de la lucha contra el cáncer de mama, tiñiendo de rosa la mítica Rampa Pegaso del circuito español, para demostrar una vez más que el carácter luchador que caracteriza a Dunlop en la pista, también se suma a la lucha por ganar la batalla a esta enfremedad.

Además, no sólo aquellos que asistieron al Circuito del Jarama pudieron ver el Puente Dunlop iluminado en color rosa. También se pudo observar desde el exterior, desde la autovía A-1, una de las principales arterias de acceso a Madrid. Se estima, por tanto, que más de 100.000 personas pudieron ver la emblemática estructura con luces de color rosa.