Salvador Grimà, actual director comercial de Gates para Iberia, es una de las personas más autorizadas en el segmento del caucho en nuestro país, tras una larga trayectoria dedicada a este componente. Natural de Olesa de Montserrat (Barcelona, 1.952), se incorpora a Gates en 1.987, cuando la firma estadounidense aterriza definitivamente en nuestro país. Considera que la situación actual nos está mostrando importantes cambios en los hábitos tradicionales.

 

Usted se incorpora a Gates en 1.987, cuando la firma aterriza en nuestro mercado. ¿Cómo recuerda esos primeros años?

Gates llega a España en 1.987, pero a efectos de producto ya estaba anteriormente, pues las correas que fabricaba Firestone en Cantabria eran con nuestra licencia. En marca, desde finales de los 70 disponíamos de importadores que ejercían su labor de distribución a lo largo de todo el estado.

Fueron unos años agradables, de mucho trabajo y mucha comunicación directa con nuestros clientes. En aquel momento no todo el mundo conocía a Gates como fabricante de correas, lo que hizo que fuera una dura labor durante cuatro años analizar una a una la cartera de clientes que en ese momento contábamos. Fruto de ese análisis creamos en 1.991 la red de distribuidores de Gates (no muy distinta a la actual).

Recordemos que Gates cumple este año un siglo de vida, todo un orgullo para los que forman parte de esta gran familia empresarial.

Charles Gates abrió su negocio en 1.911 en Denver, Estados Unidos. Cien años después, su pequeña tienda se ha convertido en una multinacional dedicada a la producción y distribución de productos, sistemas, componentes y servicios relacionados con correas y mangueras para la industria y el sector de la automoción. La atención al cliente y la innovación han sido los grandes valores de Gates en estos primeros 100 años: estamos muy orgullosos de haber alcanzado este hito, un reto al alcance de muy pocas empresas y del que disfrutamos gracias a nuestros trabajadores y clientes en todo el mundo. En la actualidad, estamos presentes en 29 países y contamos con más de 100 plantas de fabricación, distribución y asistencia técnica.

¿Tienen previsto algún lanzamiento que conmemore esta efeméride?

Desde nuestra central europea en Bélgica existe un equipo humano que está desarrollando el mencionado centenario. Los actos de conmemoración será a efectos institucionales, es decir, un día en el que todos los empleados disfrutarán de una jornada de puertas abiertas en todos los centros de trabajo de Gates y otro en el que la jornada será con nuestros colaboradores, clientes y proveedores.

¿De qué forma funciona el denominado GPS, Gates Production System?

GPS está implementado en la mayoría de fábricas y centros de trabajo de Gates. El inicio en Balsareny (Barcelona) fue en 2.003 y no tiene fecha de finalización, pues se establecen fases y, una vez acabada y cumplimentada, se comienza la siguiente. Actualmente en Balsareny estamos en la finalización de la fase 3.

GPS es una transformación total de los tradicionales sistemas de producción. En el inicio de la fase se definen los fundamentos, plan maestro, fechas de realización y metas a conseguir. Obviamente, en las metas están los objetivos financieros, tiempos, calidad, seguridad, formación y eficiencia. Todo esto con la implicación de todo el personal del centro de trabajo, ya que se ofrecen a los empleados las herramientas necesarias para conseguir los resultados previstos, así como los sistemas para mantener el fundamento de la implementación (Kamishibai, 5S, VisualFactory, TPM, SMED,…).

Asimismo, ¿qué otros aspectos o acciones diferencia a Gates de su competencia?

Gates fue el primero en introducir los kits de distribución, incluyendo correas y componentes metálicos, especialmente diseñados para poder garantizar una revisión completa del sistema. Lo importante es que Gates es uno de los fabricantes de kits de distribución que produce tanto las correas como los tensores: los componentes de los PowerGrip están diseñados en conjunto para un funcionamiento perfecto del sistema de transmisión.

Gates no es un proveedor de productos, sino un proveedor de sistemas completos. Por ejemplo, Gates ha ampliado recientemente su gama de productos para la transmisión de accesorios, añadiendo una línea de poleas libres de alternador y una de poleas de cigüeñal (amortiguadores de vibraciones de torsión).

Ahora Gates cuenta con todos los elementos para la transmisión de accesorios: correas acanaladas, correas elásticas Stretch Fit, tensores, poleas, poleas libres de alternador y poleas de cigüeñal (TVD's), además de las herramientas de instalación especializadas e información técnica. De esta manera, el taller puede comprar todos los componentes de una sola marca de confianza.

¿Cuáles son las principales marcas a las que suministran en primer equipo?

Nuestra presencia en primer equipo es total y global, por estar así homologados. Fabricamos y suministramos nuestros productos a todos los constructores de vehículos a nivel mundial.

¿Qué porcentaje de la producción se destina con posventa, con respecto a equipo original?

Normalmente se busca un equilibrio dentro de la producción y los porcentajes oscilan, más o menos, en el 50 %.

Es inevitable hablar de esta terrible coyuntura económica. ¿Hasta qué punto ha afectado a una firma como Gates?

Verdaderamente, en 2.009 la situación económica obligó a reestructurar nuestras unidades de producción, sobre todo debido a la bajada de negocio en primer equipo, aunque en el mercado de posventa los resultados siempre fueron positivos. Una vez actualizada la situación y establecidos los planes de acción correctores, se ha normalizado acorde a la actual coyuntura.

Sin duda, el imparable aumento del precio del petróleo es el principal inconveniente.

Gates continúa luchando para minimizar la necesidad de los ajustes de precios y por ello aún no hemos modificado nuestras tarifas actuales. No obstante, las tensiones continuadas de los fuertes incrementos de precios en las materias primas, energías y transporte requieren que tengamos que revisarlos en breve.

¿Opina, sin embargo, que nuestro sector ha sido de los menos afectados y que comenzamos a ver el final del túnel?

Sí, sólo falta ver a nuestro alrededor otros sectores donde el efecto de la crisis ha afectado a las inversiones e incluso a puestos de trabajo. Creo que en nuestro sector en general, y en concreto en varios productos de mantenimiento necesario, los resultados de negocio siguen siendo positivos.

Otros consideran que nada será igual, que el pensamiento de fabricantes, proveedores y usuario final ya ha variado. ¿Está de acuerdo?

Es evidente que existirán cambios en las relaciones comerciales, sobre todo en el control financiero. La situación actual nos está mostrando unos cambios importantes en los hábitos tradicionales, no sólo en el sector de la posventa, sino en la economía en general. Estos movimientos provocarán un equilibrio entre las finanzas, la producción, la calidad y el servicio.

¿Qué futuro a corto plazo le depara el segmento del caucho? ¿Cuáles son las tendencias actuales?

Si hablamos del segmento del caucho, los fabricantes de neumáticos tienen mucho que decir, ya que el gran volumen de esta materia prima está en sus manos. No obstante, si nos referimos a los fabricantes de transmisión de potencia y transmisión de fluidos, la tendencia que observa Gates es que cada vez más fabricantes de automóviles comercializan modelos que no están equipados con un dispositivo de tensado. También para estos sistemas especiales de transmisión por correa y accesorios, Gates ofrece la respuesta ideal con el programa de correas acanaladas auto-tensantes Stretch-Fit.

Las correas Stretch-Fit están pretensadas sobre las poleas, manteniendo la tensión suficiente para una transmisión de potencia eficiente durante un largo periodo de tiempo, pero lo suficientemente baja como para permitir una fácil instalación y evitar los fallos del componente. Gates también fue el primero en ofrecer las herramientas de montaje para la perfecta instalación de este tipo de correa especial. Para poder proporcionar a los mecánicos una solución más fácil y económica, hemos desarrollado herramientas universales reutilizables, que dan al instalador todo lo que necesita para garantizar una perfecta instalación. Con estas herramientas se puede cubrir más del 80 % de las aplicaciones actuales de Stretch-Fit. Para el otro 20 %, Gates brinda herramientas específicas para ciertos modelos.

Otra novedad es la incorporación de la bomba de agua en los kits de distribución. La bomba de agua es una parte vital del sistema de refrigeración del vehículo, al asegurar un flujo continuo de líquido refrigerante a través del radiador y del motor. Las bombas de agua modernas se accionan por la correa de distribución: cuando la bomba falla, el líquido refrigerante rezuma sobre la correa. Una contaminación prolongada de líquido refrigerante causará finalmente la ruptura de la correa de distribución. Gates recomienda comprobar la bomba de agua accionada por la correa de distribución durante la revisión de la correa de distribución y los otros componentes de la transmisión. Gracias a nuestro PowerGrip kit con bomba de agua, el mecánico dispone de todos los elementos necesarios para garantizar un reemplazo completo en un solo embalaje, apropiados para la aplicación.

¿Nos desvelaría algún nuevo proyecto que tengan en cartera?

Por ética profesional, ni debo ni puedo.