Hankook Tire acaba de presentar el balance de sus resultados financieros en 2019, con unas ventas globales consolidadas de unos 5.285,4 millones de euros (5.232,54 en 2018) y un beneficio operativo de 416,1 millones (541,10 en 2018).

Las ventas de neumáticos de UHP (más de 17 pulgadas) representaron el 55,4% del total, lo que supone un aumento del 3,1% a nivel anual. En concreto, el aumento de la proporción de ventas de neumáticos de alta pulgada en China se tradujo en un crecimiento mucho más estable del mercado de neumáticos de repuesto.

En línea con el crecimiento de la demanda en el mercado mundial de los SUV, Hankook también fortaleció su línea de neumáticos de UHP para este segmento, expandiendo las asociaciones con fabricantes de automóviles y suministrando neumáticos de equipo original, por ejemplo a la tercera generación del Cayenne de Porsche, el nuevo Audi Q8 y el Audi SQ8 TDI.

Sin embargo, las ventas se vieron afectadas por la intensificación de la competencia en el mercado mundial de neumáticos, debido a la ralentización de la demanda de automóviles y a la incertidumbre derivada de las disputas comerciales. Ambas condujeron a una disminución de los beneficios de explotación.

Con el objetivo de alcanzar en 2020 unos ingresos por ventas globales de unos 5.580 millones de euros y mejorar los márgenes de beneficios operativos, Hankook Tire planea centrarse en mejorar su imagen Premium mediante el incremento de las ventas de neumáticos de UHP en los principales mercados, el suministro de neumáticos de equipo original para automóviles Premium y el fortalecimiento de la competitividad en sus líneas de productos.

Además, la empresa tiene previsto centrarse en la mejora de la competitividad mediante la creación de una estructura de crecimiento estable, asegurando nuevos canales de distribución y reforzando las sinergias entre el sector de equipo original y el de repuesto, optimizando las estrategias de distribución por regiones.