Los vehículos están cada vez más conectados y el software es el principal innovador que permite la movilidad inteligente, eficiente y automatizada. Para 2020, cientos de millones de estas “computadoras sobre ruedas” circularán por las carreteras de todo el mundo y se comunicarán como parte del Internet de las Cosas. En la parte negativa de este desarrollo, la movilidad conectada se está convirtiendo en un objetivo potencial para los ciberataques, lo que plantea riesgos para las vidas humanas y la propiedad.

En respuesta, fabricantes y proveedores de vehículos de todo el mundo están definiendo e implementando estrategias y contramedidas para minimizar la exposición de los vehículos a tales riesgos. En este sentido, la empresa Continental ha adquirido Argus Cyber Security (Argus) con el fin de fortalecer y mejorar aún más sus capacidades en seguridad cibernética en el automóvil.

“Sólo la movilidad segura es una movilidad inteligente. Con la adquisición de Argus Cyber Security estamos mejorando nuestras habilidades para desarrollar directamente y ofrecer soluciones y servicios con algunos de los expertos en seguridad cibernética más importantes del mundo a nuestros clientes, con el fin de hacer realmente que la movilidad sea más inteligente y segura”, destaca Helmut Matschi, miembro de la Junta Ejecutiva de Continental.

Fundada en 2013 por expertos israelíes en ciberseguridad, Argus, con sede en Tel Aviv (Israel), cuenta con un equipo de más de 70 personas y soluciones completas y listas para el mercado de la industria, basadas en 38 patentes otorgadas y pendientes. Para ayudar a los fabricantes de vehículos a responder a la creciente necesidad de soluciones de ciberseguridad, Argus ha forjado colaboraciones significativas con los principales actores de la industria y entregan proyectos a fabricantes y proveedores de vehículos de todo el mundo.

Juntas, Continental y Argus ofrecerán soluciones y servicios de seguridad multicapa integrales que incluyen detección y prevención de intrusiones, protección de ataque y monitoreo, y gestión de salud cibernética de flotas a través de un centro de operaciones de seguridad (SOC) para proteger vehículos durante toda su vida útil. Las compañías también proporcionarán actualizaciones de softwaresobre soluciones inalámbricas.

Argus se convertirá en una parte de EB, la compañía de software independiente de Continental, y continuará entablando relaciones comerciales con todos los proveedores a nivel mundial. Esta combinación del amplio ‘know-how' automotriz de Continental, la tecnología de Argus, las soluciones listas para el mercado y la experiencia en ciberseguridad, así como el conocimiento profundo del software automotriz de EB, marca una cooperación única en la industria del automóvil.