La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil reforzará la vigilancia sobre los neumáticos en Galicia, iniciando un dispositivo especial de vigilancia que se desarrollará el miércoles y jueves de la próxima semana, justo en las puertas del invierno, y que acareará multas de hasta 200 euros en el caso de neumáticos deteriorados o en mal estado.

El objetivo de la campaña de control de neumáticos tiene como objetivo “mejorar la seguridad vial” y “reducir uno de los factores que inciden en la siniestralidad”, según apuntan desde la Guardia Civil.

“Uno de los factores clave y directamente relacionado con la seguridad vial en cuanto a las condiciones técnicas del vehículo en caso de lluvia, es el estado de los neumáticos, que garantizan la adherencia a la calzada”, recuerdan desde la Guardia Civil de Tráfico. Las estadísticas revelan que más de un millón de vehículos, un 5% del total, circulan con defectos graves en las ruedas.