Los equipos Dunlop que compiten en el Campeonato Mundial de Resistencia (WEC) de la FIA han tenido un arranque de temporada muy exitoso en la carrera de las 6 horas de Silverstone disputada el pasado fin de semana, al ganar en dos categorías y con 8 pódiums alcanzados de 9 posibles.

El equipo Rebellion Racing consiguó el tercer puesto en la general, la primera vez desde 2013 que un coche no de fabricante consigue entrar en el pódium. El protagonismo se lo llevó el equipo Private Team en la categoría LMP1 donde los tres participantes escogieron neumáticos Dunlop para competir durante la presente temporada. El equipo Rebellion Racing con el número 13 finalizó en tercer lugar en la general y ganó en la categoría a pesar de que tuvo que salir desde la última línea tras un problema técnico en la calificación. Tras él, cruzaron la línea de meta los equipos Rebellion R-One-AER y ByKolles CLM P1/01-AER que sufrieron más complicaciones durante la carrera.

La atención también se centró en los tres Aston Martin Racing Vantages que compitieron en las categorías LMGTE Pro y Am que también han cambiado a neumáticos Dunlop para el 2016. El coche 95 finalizó tercero en la categoría ‘Pro' mientras que el 98 alcanzó la segunda posición en el podium ‘Am'.

A pesar de que la categoría LMP2 es técnicamente una carrera abierta en la elección de neumáticos, todos los participantes eligieron gomas de Dunlop. La categoría la ganó el equipo RGR Sport de Morand Mexican en su debut en el Campeonato, pero hubo una gran disputa con diez alternativas en cabeza a lo largo de las seis horas de la carrera. RGR Sport lideró la mayoría de las vueltas con su Ligier-Nissan al frente durante 96 de las 179. El número 31 de Extreme Speed Motorsport Ligier-Nissan terminó en Segundo lugar seguido de G-Drive Racing Oreca-Nissan con una diferencia de solo 42 segundos entre los tres primeros.

El clima fue frío pero seco y los equipos de LMP2 utilizaron tanto el compuesto blando como medio en una variedad de estrategias, con algunos de ellos utilizando el duro en el lado izquierdo para compensar la inclinación del circuito.