Varta1La venta de vehículos con baterías Start-Stop crece más rápido de lo esperado: en cuatro años, el 70 % de los vehículos nuevos europeos contarán con esta tecnología. Johnson Controls ha desarrollado el programa VSSP (Programa de Servicios Varta Start-Stop), que permite a los talleres seleccionar los productos más adecuados, además de ofrecer los conocimientos técnicos y el equipamiento necesario para realizar cómodamente el cambio de baterías.

Asimismo, los talleres también podrán comprobar las baterías, diagnosticar, borrar códigos de fallos, reajustar la memoria y leer, paso a paso, las instrucciones de trabajo para proceder al montaje y desmontaje de la batería apropiada para cada vehículo. El VSSP es un programa de servicio completo, que incluye sesiones de formación, materiales de márketing y una garantía de movilidad. “Va a ser un referente en el sector”, aseguraron sus dirigentes.

Un estudio realizado por Johnson Controls a 1.200 talleres de toda Europa revela que la mayoría de los talleres no están equipados para trabajar con baterías Start-Stop y remitiría sus clientes al concesionario autorizado. Además, el 70 % considera que esta tecnología tendrá relevancia en los próximos cinco años.

La firma, mediante este innovador programa, pone a los talleres en condiciones de comprobar las baterías Start-Stop según la normativa vigente y cambiarlas debidamente. El objetivo es crear un dispositivo compacto, fácil de manejar, y que disponga siempre de los Varta2datos actuales, pues el cambio de una batería Start-Stop no puede compararse con el de una convencional.

VSSP 2.0

Las baterías son el corazón de los sistemas Start-Stop y están conectadas de forma compleja a la electrónica de a bordo, a través de un sistema de gestión (BMS) o de un sensor inteligente (IBS).

El VSSP 2.0 abarca todos los pasos necesarios para comprobar un sistema Start-Stop y cambiar las baterías. El dispositivo se vale de un código 2D y del número de identificación para determinar el tipo de vehículo y batería, proporcionando información acerca de la posición de la misma y del interfaz EOBD (europea non boards diagnostics).

Todo el proceso se lleva a cabo directamente en el vehículo: en la pantalla, el técnico ve en imágenes y gráficos cómo se debe cambiar. Mediante el VSSP 2.0 también pueden comprobarse, evaluar y borrar códigos de fallos relacionados con el sistema Start-Stop u obtener datos individuales del vehículo.