Anticipar a mayo lo que habitualmente dejamos para julio”. Es el consejo de Euromaster para que los conductores puedan hacer la puesta a punto de su vehículo antes de las vacaciones con inmediatez y en la fecha escogida, evitando posibles colapsos en julio y citas ya avanzado el verano, incluso en pleno agosto.

Esta recomendación viene motivada por una cuestión organizativa para atender debidamente a toda la demanda retenida por la falta de movilidad. Según datos de la DGT, desde el comienzo de la pandemia se han dejado de realizar 132,5 millones de desplazamientos de largo recorrido, un 31% menos.

Julio representa el mes habitual de más trabajo para el taller, con el 11% de su negocio de todo el año. Un volumen de actividad que, según Euromaster, puede aumentar dado que muchos conductores encararán en verano su primer gran viaje en muchos meses -máxime ante el posible fin del Estado de Alarma el 9 de mayo- y, con ello, su paso previo por boxes.

Otra de las ventajas al anticipar las visitas es beneficiarse de campañas comerciales por mantenimientos anticipados. “Una buena oportunidad para realizar la revisión de los distintos puntos de control del vehículo para que nuestros trayectos sean mucho más seguros y evitar sustos gracias a la medición del desgaste de los neumáticos, el estado del filtro del aire o el estado de la batería, entre otros”, destaca el especialista.

“El taller se convierte así en fiel reflejo de lo que puede ocurrir en la temporada estival en nuestro país”, añaden desde Euromaster, para destacar que las reservas de hoteles se han reactivado desde que se anunciara la posible no prórroga del Estado del Alarma y, solo en la semana posterior a esta noticia, se incrementaron un 122% respecto a la semana previa, según Destinia.