Informática y tecnología son conceptos ligados a un coche de altas prestaciones y los neumáticos, parte fundamental de un vehículo, se benefician de ello. Las actuales gamas son mejores y más numerosas, permitiendo que el cliente tenga más opciones en su elección, factor determinante en tiempos de crisis.

La electrónica en estos neumáticos ha sido empleada para gestionar los flujos en las fases de producción y distribución, además de garantizar la trazabilidad del producto antes y después de su venta. También la electrónica facilita en tiempo real la presión en el interior de los neumáticos a través de una medición directa mediante captadores, una obligación que la Nueva Directiva contempla para todos los vehículos desde 2.012.

La solución técnica de los fabricantes fue un dibujo asimétrico con anchos canales longitudinales, un tipo de escultura que garantiza dedicar la parte inferior de la banda de rodamiento al mojado, y la exterior al seco. Del mismo modo, es más silencioso y sufre un desgaste más regular.

“La tecnología, además de aportar seguridad, reduce la posibilidad que se produzcan errores humanos, que son los que generan un gran número de accidentes”, aseguran desde Tiresur. De hecho, las principales marcas están realizando una importante inversión de recursos en I D para obtener neumáticos tecnológicamente avanzados, con las mejores prestaciones y adaptados a las necesidades del cliente más exigente.

Decisivos

Este tipo de cubiertas tienen la obligación de ser determinantes en la seguridad del vehículo, aportando una mínima rumorosidad y deportividad. Estos aspectos, a su vez, han conllevado la incorporación de nuevos elementos, véase llantas de amplios diámetros o mejoras para discos de freno (grandes).

La anchura de estos neumáticos proporciona una enorme estabilidad en todo momento y transmite la potencia de los motores. No en vano, una de las mayores satisfacciones de los usuarios de este tipo de neumáticos son sus excelentes cualidades y máximas garantías sobre asfalto mojado, con un pequeño recorrido en la frenada.

Otras singularidades son un perfecto comportamiento en la rodadura, precisión de virado, comodidad a una alta velocidad, baja sonoridad, Altas2012.2exclusividad, diseño, agarre y máxima tracción sobre cualquier superficie.

El sector de altas prestaciones, asegura Michelin, se mueve hacia llantas más grandes, reflejo de la propia evolución del parque circulante. La tendencia va hacia una mayor importancia dentro del WYZ de las llantas de 17”, llegando poco a poco a las de 18, 19 y 20”.

Mercado

Durante décadas, los altas prestaciones han sido uno de los principales motores del mercado de neumáticos, con un crecimiento muy por encima del resto de segmentos. Sin embargo, la complicada situación económica actual ha provocado una bipolarización: altas prestaciones y Budget.

Pirelli asevera que los usuarios concienciados con las ventajas de las marcas Premium siguen apostando por ellas, mientras que los preocupados por los precios optan por modelos más económicos, dejando a las quality en un espacio intermedio que no convence a ninguna de las dos tipologías de comprador.

Para Michelin, este segmento debe continuar siendo decisivo en el mercado del neumático, presentando cifras de evolución estables e incluso ligeramente positivas, en un entorno de crisis y frente a una más que probable nueva caída del mercado total. “Lo normal es que siga ganando presencia, llegando a un peso por encima del 17 %”, afirman en la compañía francesa.

“La crisis no ha concluido - remarcan desde Bridgestone -, y tal y como pronostican los expertos, va a ser un año difícil en el que todavía la economía no volverá a la senda del crecimiento”. Las compañías no podemos esperar a que escampe sin hacer nada: hemos de adaptar nuestra estrategia a esta situación y aprovechar las oportunidades, que también las hay.

No obstante, admiten que el segmento de altas prestaciones ha resistido con solidez la crisis, siendo uno de los menos damnificados. Ha habido un cambio en el consumidor final, que cada vez es más exigente y demanda productos mejores y más sofisticados.

En Goodyear apuntan que el comienzo del año, menos lluvioso que lo habitual, está provocando que muchos conductores alarguen en exceso el periodo de cambio de neumáticos. “El mercado de neumáticos cerró el año con un descenso del 9 %, pero la situación ha afectado menos la venta de cubiertas Premium”.

Tiresur prefiere ver el vaso medio lleno, ya que una crisis económica también tiene su vertiente de oportunidad y es en los segmentos quality y budget, los suyos, donde se encuentra. “Dentro de este contexto, la opción de obtener las más altas prestaciones al mejor precio es, sin duda, un factor determinante para el crecimiento de la marca”.

En este sentido, entre los distribuidores de neumáticos se imponen tres elementos diferenciales: la calidad de servicio, entregas más rápidas (se tienen menos cubiertas en ‘stock') y una clara estrategia multicanal.

Altas2012.3Objetivo de los fabricantes

El objetivo de todos los fabricantes de vehículos y neumáticos es aportar avances tecnológicos que mejoren la conducción, confort, economía del carburante y seguridad, todos ellos soportados por la implantación de sistemas y aplicaciones informáticas.

Los neumáticos son el único punto de contacto del vehículo con el suelo, y por tanto tienen una máxima importancia en la seguridad, comportamiento del vehículo y eficiencia energética (ahorro de carburante). Por ello, es de vital importancia que las presiones de inflado de los neumáticos sean en todo momento las correctas y aconsejadas por el fabricante del vehículo.

Por ejemplo, el nuevo Eagle D1 Asymmetric de Goodyear incorpora la conocida tecnología FuelSaving, que garantiza una reducción en el consumo de combustible y en las emisiones de CO2, aspectos beneficiosos tanto para el bolsillo como para el medioambiente.

Pirelli, mientras, está desarrollando el concepto de las Prestaciones Verdes, mediante la gama Cinturato para turismos. Además, se está investigando sobre sistemas de optimización de la seguridad activa del vehículo, como los dispositivos de control de presión o sistemas antipinchazo.

La nueva normativa 2.012 también provocará una mejora en la sonoridad y agarre sobre mojado de estos neumáticos: cuanto más cerca de la clasificación “A”, mejor. Del mismo modo, deberán superar una serie de test, pues si no es así, no podrán venderse en Europa.

No olvidemos que estamos inmersos en un mercado cada vez más transparente, donde los clientes están más formados e informados: opinan, valoran e intervienen.