Juan Ramón Pérez Vázquez, presidente de TNU, hizo balance de la gestión de los neumáticos usados generados en España durante el ejercicio 2012, año especialmente duro para el sector.

TNU, como sistema integrado de gestión sin ánimo de lucro y con presencia en todo el territorio nacional, ha sido capaz un año más de gestionar neumáticos fuera de uso con un menor coste de gestión y un alto grado de eficacia y rapidez en la gestión, lo que ha redundado en un ahorro para el consumidor.

Se trata de un eficaz sistema alternativo que optimiza más sus recursos y preconiza y defiende la actividad empresarial de gestión de neumáticos fuera de uso bajo la reglas de una economía de libre competencia, que entendemos fundamental para garantizar al consumidor asumir un coste adecuado a la gestión.

En este sentido, la nueva Ley de Residuos garantiza esta libre competencia, permitiendo que los distribuidores puedan intervenir en la gestión de neumáticos fuera de uso, rompiendo así el monopolio existente respecto de los fabricantes de neumáticos de reposición.

Este nuevo y necesario escenario propiciará, sin duda, una mayor calidad en la gestión de los neumáticos fuera de uso, un mayor control de los mismos, un perfecto seguimiento en la trazabilidad y, lo que es más importante, un menor coste en la gestión de los mismos.

Sin duda, la sociedad está abocada sin remedio a reciclar sus residuos para obtener nuevos productos ecológicos que permite garantizar una economía sostenible y un equilibro medioambiental de los recursos propios.

TNU es una empresa que, desde un principio, es consciente de ello y por tanto invierte un gran esfuerzo humano y de capital en abrir nuevos campos de investigación en la reutilización de los neumáticos fuera de uso.

Es por ello que garantizar un mercado de libre competencia, libre de situaciones de dominio, resulta imprescindible para el éxito de la comercialización de estos subproductos, obtenidos del reciclado, a precios competitivos y de gran calidad.

Cabe destacar que durante este último año, en el que se ha dado una coyuntura económica especialmente difícil, varias empresas de nuestro sector han sufrido el devenir de la crisis económica de una forma muy aguda.

Pero es cierto que esta crisis también ha hecho aflorar el ingenio de muchos, que han sabido no sólo resistir este momento, sino además mejorar su rentabilidad y reestructurar mejor, si cabe, su modelo de negocio.

Como consecuencia, ha habido una marcada disminución de las declaraciones de neumáticos puestos en el mercado, aunque como contrapunto, el porcentaje de trabajo sobre el mercado conocido de TNU ha aumentado hasta el 24%, dato que demuestra el apoyo de un sector que apuesta cada vez más por el buen hacer.