China trabaja en un calendario para poner fin a la producción y venta de vehículos que funcionan con combustibles fósiles a favor de los vehículos eléctricos, informa la web de Faconauto. No se ha fijado ninguna fecha límite para el cambio, según Bloomberg, pero otros países también tienen planes de transición para alejarse de la gasolina: India, en 2030; Gran Bretaña, con el objetivo de 2040; Francia, con un plazo marcado para 2040; y Noruega, con el objetivo para 2025.

China se ha comprometido a limitar sus emisiones de carbono en 2030. Esta transición hacia los vehículos eléctricos también disipará los graves problemas de calidad del aire que afectan a sus ciudadanos. Pero la transición también podría beneficiar a los fabricantes nacionales que están desarrollando vehículos eléctricos. Como BYD, que según Bloomberg tiene la porción más grande del mercado interno de China, así como LeEco, que ha impulsado la producción del coche eléctrico, después de superar un bache de liquidez en 2016.

El otro gran ganador podría ser Tesla, que ha hecho progresos en el mercado chino antes del lanzamiento de su sedán Model 3. Un gerente de otro fabricante de automóviles chino, Chery Automobile, indicó Bloomberg que 2040 sería un objetivo razonable para la eliminación de los coches a gasolina del mercado chino.