La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) ha resuelto que para autorizar la unión de Continental y Veyance Technologies, las empresas deberán vender una planta de amortiguadores en San Luis Potosí, y el Centro Técnico arrendado en Ohio, Estados Unidos.

La Comisión determinó que este proceso podría afectar en la producción, distribución y comercialización de amortiguadores de aire para vehículos comerciales, ya que Continental acumularía una participación de mercado considerable y se reduciría el número de competidores de tres a dos, en un contexto de altas barreras a la entrada.