La industria automoción en México está en pleno auge y crecimiento, lo que le ha permitido consolidarse como un serio candidato a ocupar el primer sitio en producción, ventas y exportaciones de toda Latinoamérica, desbancado a Brasil, que hasta hace muy poco tiempo era considerado como el gigante de este sector a nivel continental.

En un escenario de recesión e incertidumbre económica, la producción y venta de vehículos en Brasil cayó a niveles comparables a los de hace casi una década, mientras México se consolida como líder productor de América Latina.

 

En junio la industria automoción brasileña, una de las más potentes en el continente, volvió a sufrir los efectos de la desaceleración que azota la economía del país, que este año podría contraerse hasta un 1,5% y la fabricación de automóviles cayó un 12,5% con respecto a mayo.

De la misma forma, el sector automoción en México continúa registrando cifras récords en producción, venta y exportación de unidades. Estos números de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (Amia) señalan que en el primer semestre se superó las 1,72 unidades fabricadas, un 8,1% más que en el mismo periodo de 2014.

Las ventas de coches nuevos en México han tenido un incremento importante y según la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (Amda), en junio se comercializaron 106.890 vehículos en México, un 27,1% más.

Esta variación porcentual es la más alta desde el año 2000, pero además es la primera vez en la historia que se superan las 600.000 en un primer semestre, apunta la asociación.

Con estos datos, México afianza su posición como mayor productor latinoamericano de coches, mientras Brasil cae a la segunda posición en el continente. De igual forma, en la clasificación mundial, pasó del cuarto al séptimo lugar, recalca la consultora Jato Dynamics.