Como consecuencia de la deuda en la liquidación de divisas para la industria química y petroquímica venezolana, de 550 millones de dólares, el inventario de aceite lubricante automotor ha mermado en casi 80%, expuso Juan Pablo Olalquiaga, presidente de la Asociación Venezolana de la Industria Química y Petroquímica (Asoquim).

El dirigente aclaró que las compañías fabricantes de aceites para motores habitualmente adquieren la base del producto a través de Pdvsa, pero de igual forma acuden a los mercados extranjeros para conseguir los aditivos necesarios para terminar los lubricantes. "De traer 1.800 toneladas de materia prima, ahora se compran 200 toneladas mensuales porque las fábricas no tienen capacidad para importar".

El retraso en la liquidación de divisas para el sector también se hecho notar en la producción de tintas, pinturas, pegamentos, resinas plásticas y detergentes. Remarcar, en este sentido, que deuda ya ronda los 270 días de antigüedad, entre divisas aprobadas y liquidadas.

Por otra parte, los productos PDV no se consiguen en el mercado. La mayoría de las tiendas desvelan que desde el mes de diciembre la empresa petrolera estatal no coloca sus productos, lo que hace que se esté trabajando con lubricantes importados, cuyo valor es mayor.