Los talleres mecánicos venezolanos siguen teniendo serios problemas debido a la escasez de abrasivos y lubricantes, problema éste último paliado mínimamente en la zona de Caracas, confesó José Manuel González, presidente de la Cámara Venezolana de Talleres Mecánicos, Canatame.

González mencionó seguidamente que las divisas han llegado a dos marcas de pintura que representan el 50% del mercado nacional. Sin embargo, la situación de los repuestos se mantiene complicada. "Eso no está fácil, hay muchos rubros que no se consiguen, pero seguimos trabajando", espetó.