En Venezuela o no se consiguen los repuestos de los vehículos, o la demora para hallarlos puede ser de hasta meses, o hay que pagarlos a costo del dólar paralelo. En los talleres es común escuchar que los mecánicos le dicen al cliente que busquen los recambios en otros lugares para que el taller pueda colocárselo en un tiempo estimado. El dueño del automóvil atraviesa un viacrucis buscando repuestos y casi siempre se topa con la misma respuesta: "No hay".

Lee la noticia completa en Talcual Digital