En Estados Unidos, Amazon.com se está posicionando de cara a acaparar el mercado del recambio, incluyendo contactos con proveedores, sobre todo en el segmento del bricolaje o “do-it”, esto es, manitas y semiprofesionales que cuidan, mantienen y reparan ellos mismos sus vehículos, una actividad creciente en importancia en ese mercado, tal y como explican en el portal Searchautoparts.

Sin embargo, mientras que los inversionistas, la prensa y muchos ejecutivos de la industria están preocupados por este interés de Amazon, desde el portal de venta online no descartan incluso competir también en el segmento profesional de tiendas de recambios y talleres de reparación, barajando la posibilidad de alcanzar un acuerdo con algún socio que facilite esta conexión con la cadena de distribución tradicional.

En este contexto, los expertos señalan la dificultad de la identificación de piezas como primer obstáculo a salvar por Amazon para entrar en este mercado, en el que los profesionales siguen prefiriendo las tiendas online de recambios tradicionales.

Los gerentes que trabajan para distribuidores de almacenes, fabricantes y empresas de consultoría también señalaron que una tienda en línea puede tener dificultades para manejar las garantías de producto. Y un tercer problema es la rapidez de suministro, ya que, si bien Amazon es imbatible en unas 30 ciudades de todo el mundo, en el resto del mapa, su capacidad de suministro no resultaría del todo satisfactoria para miles de talleres que necesitan productos casi de forma instantánea.

Eso sí, aunque Amazon.com nunca ha proporcionado detalles sobre cómo se manejará en este mercado, su fundador Jeff Bezos tiene confianza en su visión de que, a largo plazo, su plataforma en línea prosperará. De hecho, el CEO de Federal-Mogul, Dan Ninivaggi, manifestó a Automotive News que, para 2020, todos los clientes -incluyendo tiendas y talleres- consultarán online productos y precios antes de la compra.