La compañía de renting Arval pone en marcha un outlet de vehículos de segunda mano que sobresale por su amplia oferta de modelos industriales, que representan toda una solución "anticrisis" para pymes y autónomos que buscan furgoneta para su negocio a un precio realmente ajustado.

La peculiaridad de este outlet, donde también se pueden encontrar turismos de segmento medio, estriba en que los vehículos, aunque tienen todas las garantías mecánicas - como corresponde a los modelos procedentes de contratos de renting -, presentan algún leve desperfecto de chapa o pintura que permite ponerlos a la venta a un precio hasta un 15 % inferior al de salida.

Los pequeños empresarios podrán acceder a modelos jóvenes - de entre dos y cinco años de antigüedad - con una media de 60.000 kilómetros y una horquilla de precios que oscila entre los 5.200 euros del Peugeot Partner a los 11.900 euros del Renault Master.

En palabras del director de la división de VO de Arval, Cristobal Hamon, "la oferta del outlet resulta especialmente interesante para los autónomos, ya que al ser vehículos de trabajo, las prestaciones son más valoradas que la estética".

"Es más, saben que si compran un vehículo nuevo, además de que les va a resultar muy caro acondicionar el espacio de carga, en cuanto empiecen a mover la mercancía, la chapa sufrirá enseguida", agregó.

Recordar que todos los vehículos de ocasión del outlet cuentan con un certificado de procedencia que confirma que las asistencias y revisiones (cambios de aceite, neumáticos, frenos...) se han realizado de forma rigurosa y en talleres homologados. Además, la oferta de Arval cuenta una garantía mecánica de un año.