Arval pone al alcance de los visitantes de la 76º edición de la Feria del Libro de Madrid una actividad para ayudar a concienciar al público sobre la importancia de la seguridad vial. Se trata de un simulador de conducción que valora y analiza las buenas y malas aptitudes de un conductor al volante. Este simulador profesional, desarrollado por los especialistas de la empresa española Simumak, refleja todo tipo de situaciones de tráfico real.

Mediante realidad virtual, los participantes deben superar, en primer lugar, un recorrido convencional de manejo del automóvil. Después, el instructor de conducción comienza a complicarles las cosas, introduciendo en la simulación lluvia, niebla, carreteras estrechas y viradas, tráfico e, incluso, peatones que se cruzan.

El director de la Feria del Libro, Manuel Gil, reconoce que esta iniciativa está ayudando a que los jóvenes entre 12 y 17 años encuentren una actividad alternativa a la propia de la Feria del Libro. En este sentido, el responsable tiene intención de organizar con más detalle diferentes actividades para motivar e incentivar la visita de todos los públicos en los días entre semana.

Para Manuel Orejas, director de marketing y business development de Arval, cualquier actuación de apoyo a la seguridad vial para evitar accidentes de tráfico es algo muy necesario. “La seguridad vial comienza en la educación y formación, desde la infancia incluso. Solo así se pueden evitar imprudencias que pueden tener un final no deseable. Por eso, con un sencillo y divertido curso como el que imparte Arval en la Feria del Libro, muchos jóvenes pueden sensibilizarse con uno de los grandes problemas de la sociedad, y experimentar diferentes situaciones de riesgo siempre en conducciones de seguridad total, sin riesgo de sufrir accidentes gracias al simulador”.