A finales de 2017, Bosch ha consumado la venta programada de su filial SEG Automotive Germany GmbH, el ex Robert Bosch Starter Motors Generators Holding GmbH, junto con todas sus filiales, al consorcio comprador chino ZMJ (Zhengzhou Coal Mining Machinery) y CRCI (China Renaissance Capital Investment). Después de obtener todas las aprobaciones necesarias, incluida la autorización de control de fusiones, la antigua división es una compañía independiente desde el 1 de enero de 2018.

Cabe recordar que Bosch firmó un acuerdo de venta con ZMJ y CRCI en mayo de 2017, aunque a mediados de 2015, la compañía alemana ya anunciaba que estaba examinando opciones estratégicas para realinear la división, incluida la búsqueda de un socio o comprador.

“Hemos logrado nuestro objetivo y encontramos un comprador que ofrece un concepto industrial viable y una perspectiva a largo plazo para llevar adelante con éxito este negocio internacionalmente, y por lo tanto para asociados”, explica Rolf Bulander, presidente del sector empresarial Mobility Solutions y miembro del Consejo de Administración de Robert Bosch. “Estoy seguro de que, en esta nueva constelación, la división puede aprovechar sus oportunidades para un futuro positivo”.

ZMJ, el nuevo propietario, ya opera en el sector de suministro de automóviles a través de varias filiales. Para motores de arranque y generadores, así como en su capacidad como fabricante de componentes de motores para vehículos comerciales y turismos, ZMJ es un importante proveedor chino de automóviles. El comprador ahora desea complementar las actividades de Bosch con su cartera y utilizarlo para una mayor internacionalización. Como socio comercial de ZMJ, el inversor financiero CRCI también apoyará a la compañía en esta adquisición.