Las ventas de usados por parte de concesionarios y compraventas crecieron un 37% en el primer trimestre del año, lo que supone “arañar” un 7% a los no profesionales y concentrar ya casi la mitad de las operaciones con vehículos de segunda mano. Según datos de Ideauto para Ganvam, hasta marzo se vendieron un total de 580.243 unidades, lo que supone un 17,8% más.

La patronal de la distribución atribuye este giro al hecho de que cada vez existe una mayor oferta de vehículos de corta edad como consecuencia del empuje de las automatriculaciones y la renovación de coches por parte de las empresas, que se encargan de nutrir a concesionarios y compraventas de los modelos más demandados por los compradores, dejando fuera de juego al particular, que apenas tiene oferta de coches de hasta cinco años.

De esta forma, el protagonismo de concesionarios y compraventas aumenta en la misma medida en la que disminuye la edad de los vehículos vendidos. Así, las ventas de kilómetros cero crecieron a un ritmo del 40%, cuatro veces superior a los modelos de más de diez años. Esta circunstancia explica, según Ganvam, que los usados más jóvenes representen ya casi una cuarta parte del mercado (23%), un 4% más que el año pasado, un terreno que retroceden los más antiguos, al pasar del 58% al 55% del total.

En palabras del director general de Ganvam, Tomás Herrera, “al final, el mercado de usados es un reflejo del de nuevos. Es una rueda que se retroalimenta. Estos años atrás, ¿cómo íbamos a tender hacia un mercado maduro si no había oferta suficiente de vehículos de hasta cinco años, que es donde deben localizarse el grueso de las operaciones? Ahora estamos en un círculo virtuoso que contribuye a un crecimiento cualitativo del mercado de VO”.

En un análisis por territorios, los datos de la asociación muestran que todas las comunidades autónomas registraron incrementos en sus ventas de usados en el primer trimestre, siendo la Comunidad de Madrid, con un aumento del 25,6%, la que encabezó la mayor subida. Tras ella, los mayores crecimientos vinieron protagonizados por Castilla-La Mancha y Cataluña (24,2%). Tras ellas, se situaron Asturias (17,3%), Aragón (16,7%), Andalucía y Extremadura (16,5%), Galicia (16,1%), Comunidad Valenciana (15,6%), Navarra (14,4%), País Vasco (12,5%), Cantabria (12,3%), Canarias (11,6%), Murcia (11,4%), Castila y León (10,2%) . Por detrás, se situaron La Rioja (6,3%) y Baleares (5,3%).