Dos jóvenes hermanos del municipio turolense de Fuentes Calientes han instalado en su municipio una empresa de desguaces de vehículos, que su primer año de funcionamiento está saliendo adelante. El hándicap de instalarse en el medio rural lo supera la empresa Desguaces Juan Ferrer a través de Internet. Los jóvenes hermanos, Rubén Ferrer e Iván Ferrer, señalan, no obstante, que el esfuerzo para la instalación y el mantenimiento de la empresa de desguaces es muy grande aunque compensa porque trabajan para ellos mismos. Reconocen que la crisis económica ha favorecido la compra de piezas de vehículos provenientes de los desguaces.

Iván Ferrer, 24 años, y Rubén Ferrer, 21 años, manifestaron que ambos estudiaron mecánica en FP en su grado medio y superior y que lo hicieron en un instituto de Teruel. Confesaron que a ambos les gusta mucho el mundo del motor, que incluso han sido corredores de coches por lo que conocían muy bien los almacenes de desguaces de vehículos y los talleres.

El joven Rubén Ferrer dijo que ellos contaron además con la suerte de disponer de unas antiguas naves ganaderas y unos terrenos propiedad de la familia, lo que facilitó dar el paso para reconvertirlas en almacén de desguaces de vehículos y talleres.

Visto en | Diario de Teruel