Un total de 64 entidades ya se han unido al programa del Grupo Volkswagen “Future Automotive Supply Tracks” (FAST), presentado en 2015 y que tiene como objetivo redefinir la relación de la empresa con sus proveedores. Así lo ha anunciado Francisco Javier García Sanz, presidente del Consejo de Administración de SEAT y vicepresidente mundial de Compras del Grupo, quien destaca que esta nueva forma de trabajar ha permitido resultados concretos para ambas partes que no hubieran sido posibles sin su implementación.

Las últimas nueve empresas en integrarse al programa FAST del consorcio alemán han sido: Automotive Lighting, Aunde Achter & Ebels, Boge Elastmetall, Robert Bosch, Leopold Kostal, NGK Spark Plug, Quin, Schaeffler y Huawei, recoge el Diario de Navarra.

“Como resultado, no sólo podemos dominar el cambio en nuestra industria, sino que también podemos darle forma conjunta. Así es como los fabricantes y proveedores trabajan juntos como socios. Esta es mi visión de FAST”, añadía García Sanz durante el FAST Summit 2017. Según el directivo, los socios del plan “desean” tener una relación de trabajo “aún más estrecha” y compartir ideas de forma continua, así como tener un mayor contacto con determinados departamentos especializados del grupo alemán.

Tanto el grupo Volkswagen como los proveedores están de acuerdo en que la velocidad es el “factor clave” para lograr el éxito durante una fase de transformación. En relación con la producción de baterías, materia en la que Europa depende de Corea del Sur, señaló García Sanz que los integrantes del plan FAST y la compañía alemana han llegado a solución conjunta para abordar los problemas de autonomía y costes.