La plataforma AutoScout24, en su 'Observatorio europeo de precios', apunta que el precio de los vehículos de ocasión en España sigue incrementándose, como lo demuestra la subida del 4,8% durante el primer trimestre del año.

Por ejemplo, un potencial comprador que acuda a este mercado en busca de un coche usado tendrá que desembolsar de media 13.864 euros, frente a los 13.230 euros de hace un año. En este sentido, la consolidación de la demanda de VO es un hecho, tal como muestran los datos de Ganvam relativos al primer trimestre, periodo en el que las ventas de vehículos de ocasión crecieron un 17,3%.

Si bien más de la mitad de las ventas del mercado de VO son de coches de más de diez años, lo cierto es que las opciones más jóvenes, los seminuevos, están cobrando fuerza, lo que provoca que los precios se mantengan al alza.

Se trata de usados que estuvieron abocados a un desposicionamiento a la baja de precios para mantener su atractivo con respecto a los nuevos por el efecto Pive, pero precisamente la reducción de cuantía de estos planes les ha ayudado a recuperar sus valores normales.

Lo mismo sucede con los VO adolescentes, la mayoría procedentes de flotas, que también están recuperando sus valores normales de precio, ayudados asimismo por la reactivación de la inversión en renovación de flota de las compañías, lo que permite que vuelva a fluir el suministro del renting al mercado y no haya tantos problemas de stock como sucedía hasta hace alrededor de un año.