La antigua AT4 Wireless, ahora integrada en la multinacional alemana Dekra, construye una pista de pruebas de 50.000 metros cuadrados en el PTA que se dedicará a realizar pruebas del llamado coche conectado y de conducción automática, informa el portal Diariosur.es.

Según el director general de Dekra Testing & Certification y responsable del laboratorio de Málaga, Fernando Hardasmal, éste es “de los proyectos de inversión orgánica más importantes que se han aprobado por parte del grupo”. Málaga será “la punta de lanza” de este tipo de pruebas y estará enfocado a la I D, mientras que las otras dos pistas de ensayos que tiene Dekra en Alemania, que son de mayor tamaño, se dedicarán a pruebas de mayor volumen.

Además, la compañía quiere construir más pistas y centros de ensayos en el este de Asia y en Estados Unidos, con el objetivo de que la tecnología “parta de Europa” y los volúmenes grandes de certificaciones y pruebas se realicen en Asia. “Al combinar ensayos de seguridad y conectividad, queremos colaborar con los fabricantes de automóviles ante un futuro donde nada en la carretera funciona solo”, comenta Bert Zoetbrood, consejero de la división global de Dekra Product Testing & Certification.

Los clientes serán tanto fabricantes de coches como proveedores de estas industrias que producen componentes relacionados con el coche conectado y la conducción automatizada. El nuevo circuito también generará entre siete y diez contrataciones para empezar (el centro malagueño de Dekra ya supera las 240 empleados). El proyecto también brindará nuevas oportunidades para continuar la cooperación entre la Universidad de Málaga y la antigua AT4 Wireless.