La Comisión Europea ha publicado un informe sobre las medidas públicas de apoyo a la conducción conectada y automatizada, en el que se explora y analiza el apoyo público y las medidas reglamentarias existentes y previstas en la Unión Europea y en sus principales competidores (Estados Unidos, China, Japón y Corea).

El documento proporciona un análisis del déficit de políticas en la UE frente a terceros países y contribuye a la identificación de las barreras financieras, tecnológicas y normativas existentes. Asimismo, el estudio ayuda a evaluar la existencia de igualdad de condiciones a escala mundial y la eficacia y coherencia de los instrumentos disponibles en la UE, con el fin de apoyar el desarrollo de la conducción automatizada y conectada.

Sobre la base de los resultados obtenidos y también en relación con el trabajo de uno de los grupos de la iniciativa GEAR 2030 y las prioridades identificadas en la Declaración de Amsterdam, para la cooperación en el ámbito de la conducción conectada y automatizada, el estudio plantea las siguientes recomendaciones para su despliegue competitivo en Europa:

  1. Establecer una estrategia de financiación coherente que respalde la posición de la Unión Europea en el mercado mundial de la conducción automatizada y conectada.
  2. Establecer un marco jurídico nacional y europeo coherente para la conducción automatizada y conectada para eliminar barreras transfronterizas, facilitar los ensayos, y promover la interoperabilidad y aspectos relacionados con la normalización y ciberseguridad.
  3. Desarrollar una legislación europea común sobre la responsabilidad de los fabricantes, conductores y terceros, con especial énfasis en la automatización completa (nivel 5).
  4. Alinear e implementar iniciativas nacionales y europeas para promover el conocimiento y aceptación de la conducción automatizada y conectada.
  5. Priorizar tanto las inversiones en tecnología de conectividad entre vehículos e infraestructura, como las mejoras en la infraestructura vial.
  6. Promover la cooperación europea e internacional en todos los ámbitos de la conducción conectada y automatizada.
  7. Fortalecer la cooperación industrial y tecnológica entre las industrias TIC y fabricantes de vehículos de la UE.