“La nueva imagen gráfica define nuestro carácter como empresa: automoción, competición y velocidad”, detalla Rubén Foixench, gerente de FARE S.A. La nueva imagen para 2018 es una evolución adaptada a los nuevos tiempos, que concuerda con su identidad de empresa y que mantiene su esencia tanto en su logotipo como en su imagotipo (la ‘F', los colores corporativos y su forma redonda).

A principios de los años setenta, la familia Foixench inició su vinculación en el mundo de la fabricación de los recambios de caucho y caucho-metal, creando la empresa Foixench Industrial. Como herencia, en 1986 se constituyó FARE S.A., aludiendo también a la familia Foixench: Antonio, Rubén y Érik.

Desde sus inicios, FARE apostó por una imagen gráfica moderna y que la ubicara rápidamente en el sector con un fuelle de transmisión de los modelos que marcaron época: el Renault 16, 18 y 20.

Tras 30 años, FARE, empresa vinculada a las nuevas tecnologías, ha diseñado una nueva imagen gráfica con una tipografía más moderna y un fondo 'racing' que le aporta una sensación de movimiento más acorde con la naturalidad de la empresa. Esta nueva acción de FARE S.A. se irá aplicando de manera gradual durante este año.