El número VIN, número de bastidor o número de chasis es un número identificativo único y exclusivo que identifica a cada vehículo del mercado.

Se compone de una secuencia de 17 caracteres (incluyendo números y letras), permitiendo no solo identificar al vehículo en concreto, sino también obtener información del mismo (fecha y lugar de fabricación, lugar, tipo de motor...).

 

Cuando el coche se repara o pasa una revisión se consulta el número de bastidor y se obtiene todo su historial. Así se podrán ver los accidentes en los que se haya visto envuelto el vehículo, posible manipulación del cuentakilómetros, baja del vehículo, importación/exportación, robo y venta, etc.

Igualmente, gracias a la decodificación del VIN es posible identificar completamente el equipamiento del coche. Además de características importantes como el motor, caja de cambios, sistemas de transmisión o frenado, también podremos conocer el color, la marca, la fecha de matriculación, etc.

El WMI (World Manufacturer Identifier) posibilita la identificación del fabricante del vehículo, al tiempo que el VDS (Vehicle Descriptor Section) aporta información técnica del coche. Cada fabricante posee su propio código, por lo que para conocer su significado es necesario dirigirse a la propia marca.

En cuanto al VIS (Vehicle Identifier Section) da la posibilidad, entre otras propiedades, conocer el año de fabricación del coche. El 10 dígito contendría esa información.

El VIN está grabado en el vehículo, y aunque no existe una ubicación estándar, generalmente, lo encontraremos en alguna de las siguientes localizaciones: bajo el capó, en el compartimiento del motor, aunque también podría encontrarse dentro del habitáculo de ocupantes, debajo del asiento del copiloto, en el salpicadero o en la puerta del conductor.

Del mismo modo, vendrá anotado en la ficha técnica del vehículo, siendo conveniente comprobar si ambos números coinciden (especialmente cuando el coche es de segunda mano).

El número VIN (o de bastidor) es esencial para que los talleres puedan conocer de manera completa las características técnicas del vehículo y, de este modo, hacer un presupuesto de siniestro de automóvil lo más exacto posible.

A través del número VIN un gerente de taller podrá emitir presupuestos de reparación más precisos y, además, hacerlo de manera más rápida, con el beneficio económico que ello supone.

El VIN Query de GT Motive descifra el código VIN del 80% del parque español de turismos (coches más vendidos del mercado) para ahorrar al usuario tener que seleccionar el equipamiento del vehículo antes de realizar un presupuesto con GT Motive Estimate.