El invento de una serie de investigadores holandeses puede revolucionar el sector del automóvil, es una nueva caja de cambios sin engranajes. Lleva un sistema de rotación controlada, el cual no necesita mantenimiento, ni lubricantes y va a conllevar que el coche consuma menos gasolina.

Esta nueva caja de cambios utiliza dos discos, impulsados por una correa fuerte, con la ayuda de una bomba de aceite hidráulica digital, las cuales se llaman unidades de diapositivas. Con esto el diámetro de los discos aumenta y disminuye, llevando a cabo la aceleración y la desaceleración.
Según los investigadores, este sistema se puede incorporar a otros tipos de vehículos como barcos o motos. Además aseguran que esta nueva caja de cambios es más barata y sencilla de montar. Los investigadores dicen que es más efectivo en coches eléctricos, porque el motor eléctrico puede funcionar a rpm (revoluciones por minutos) más constantes.