El Grupo BMW, Daimler AG, Ford Motor Company y el Grupo Volkswagen, con Audi y Porsche, anuncian la constitución de la 'joint venture' Ionity, que desarrollará e implementará una red de carga de alta potencia (HPC) para vehículos eléctricos en toda Europa.

Con una previsión de implementar hasta 400 estaciones de carga de alta potencia (HPC) hasta 2020, Ionity supone un importante paso hacia delante para los vehículos eléctricos, al hacer posible los recorridos de larga distancia. Michael Hajesch es el consejero delegado de la nueva 'joint venture', con sede en Múnich (Alemania), mientras que el responsable de operaciones es Marcus Groll, con un equipo que irá creciendo hasta contar con 50 miembros a principios de 2018.

A lo largo de 2017 estarán disponibles para el público un total de 20 estaciones de carga, ubicadas en Alemania, Austria y Noruega, separadas por intervalos de 120 km, y puestas en marcha en colaboración con Tank & Rast, Circle K y OMV. Durante 2018, la red se ampliará a más de 100 estaciones, en las que usuarios de vehículos eléctricos de diferentes marcas podrán recargar sus coches de forma simultánea.

Con una capacidad de hasta 350 kW por cada estación de carga, la red utilizará el estándar europeo CCS (Sistema de Carga Combinada), que permitirá reducir de forma significativa los tiempos de recarga en comparación con los sistemas actuales. Este sistema, abierto a todas las marcas e implementado a lo largo de toda Europa, hará que los coches eléctricos sean más atractivos para los usuarios, argumentan desde la 'joint venture', en la que sus miembros fundadores participan por igual.

Para elegir las mejores localizaciones, se tienen en cuenta el potencial de integración con las tecnologías de carga ya existentes. Así, Ionity está negociando con iniciativas de infraestructuras ya implantadas, incluyendo aquellas que cuentan con el soporte de las empresas participantes e instituciones políticas.