Meyle presenta seis kits de articulación trípode que contienen todas las piezas necesarias para el montaje, incluso una grasa de alto rendimiento optimizada especialmente para el engrase de articulaciones trípode. Los nuevos kits Meyle Original pueden emplearse, sobre todo, en los modelos VAG de alta demanda y ahorran al taller el pedido de piezas sueltas. Los kits completos pueden emplearse para los modelos de Volkswagen, Audi, Skoda, SEAT, así como de Opel, General Motors y Vauxhall.

La articulación trípode asegura una transmisión de fuerza uniforme entre la caja de cambios y las ruedas. Si en el cambio de carga se escucha un claqueteo, la articulación trípode tiene normalmente la culpa: debido al cambio continuo de carga, los rodillos del llamado trípode pueden ir desgastando la caja. En consecuencia, Meyle indica que la articulación tiene entonces mucho juego y se originan ruidos molestos, por ejemplo, en las curvas. La causa de un fallo de la articulación trípode también puede ser una falta de estanqueidad del manguito del eje, a través de la cual puede penetrar humedad y dar lugar, a su vez, a que se forme corrosión en la articulación.

Con los kits completos de articulación trípode de Meyle, los talleres independientes pueden ofrecer al cliente una reparación de esta pieza con ahorro de tiempo y dinero, ya que todas las piezas necesarias para una reparación están en el kit óptimamente emparejadas. Los kits completos contienen la articulación trípode y también las abrazaderas de la calidad de las piezas originales, el fuelle y los anillos de retención.

Por su parte, la grasa de alto rendimiento confiere a la articulación una alta resistencia reduciendo la fricción y el desgaste. Además, gracias al empleo de la grasa optimizada, se pierde menos energía en la transmisión de la fuerza. Meyle sugiere al taller que en el montaje se debe engrasar suficientemente la articulación trípode para aprovechar de forma óptima todas las ventajas que ofrece la grasa contenida en los kits completos.