La Comisión Europea ha autorizado la adquisición de Mitsubishi Motors Corporation por Nissan Motor, tras concluir que la operación no presenta problemas de competencia en el ámbito europeo. El organismo especifica que existen ciertos solapamientos en sus actividades, pero su efecto será limitado y, además, el mercado cuenta con otros competidores muy potentes en el segmento automovilístico.

Esta decisión se da a conocer tras el anuncio que hicieron los constructores japoneses el pasado mes de mayo, cuando anunciaron la firma de un Acuerdo Básico para establecer una alianza estratégica de largo alcance entre las dos compañías. Una vez concluido el proceso de emisión de acciones por parte de Mitsubishi, Nissan tendrá una participación del 34% en las acciones de Mitsubishi por un total de 2.000 millones de dólares.

Esta alianza estratégica ampliará la colaboración existente entre Nissan y Mitsubishi, en virtud de la cual las dos compañías han trabajado conjuntamente durante los últimos cinco años. Además, los fabricantes han acordado colaborar en áreas como compras, plataformas comunes de vehículos, intercambio de tecnología, utilización de plantas en conjunto y mercados en crecimiento.

La decisión de Nissan para adquirir una participación estratégica en Mitsubishi es la más reciente expansión de su modelo de Alianza, construido en torno a un acuerdo de participación de 17 años con Renault. Nissan también ha adquirido participaciones y ha firmado alianzas con otros grupos automotrices, incluyendo Daimler y AvtoVaz.