La empresa 3JD Vision ha implantado, en colaboración con General Motors España, un sistema que detecta, identifica y localiza defectos de pintura en la carrocería de los vehículos, como suciedades, gotas, cráteres, descolgados, piel de naranja, manchas, marcas de lija o abolladuras, sin entorpecer el proceso de fabricación.

Se trata del primer proyecto desarrollado por la nueva 'spin-off' que acaba de nacer dentro del Programa Acelerador SpinUP de la Universidad de Zaragoza. 3JD Vision and Inspection Measurement Systems tiene como objetivo desarrollar soluciones de inspección y de medición en el sector productivo, que permitan a las empresas situarse en la vanguardia de la industria 4.0.

El nuevo sistema “llave en mano” está basado en múltiples cámaras y un túnel de inspección que permite generar luz de alto contraste para la detección automática, desatendida y en tiempo real de estos defectos. “El sistema se integra en la cadena de producción por lo que hace que no sea necesario sacar el producto de la línea y no se altera en absoluto su movimiento ni transportador utilizado, y se respeta el flujo de movimiento normal del proceso, incluyendo paradas y marchas durante la inspección”, informa en un comunicado la Universidad de Zaragoza.

Durante la inspección, la solución de 3JD Vision es capaz de identificar y diferenciar cada uno de los modelos de vehículos y colores fabricados, así como calcular la gravedad y la posición espacial de los defectos en la línea de producción. Finalmente, además de almacenar los resultados de la inspección, el sistema informa del resultado en diferentes pantallas a los operarios de reparación en cada uno de los puestos a lo largo de la línea.

La idea de este desarrollo surge de los cuatro promotores de la 'spin-off', miembros del grupo de investigación GIFMA (Grupo de Ingeniería de Fabricación y Metrología Avanzada) del Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón (I3A), trabajando en colaboración con el equipo de Ingeniería de Manufacturas de General Motors España. Actualmente, la 'spin-off' está ubicada en la incubadora de empresas Ceminem SpinUP de la Universidad de Zaragoza y trabaja en un laboratorio mixto del centro para desarrollar este proyecto de investigación.