Reemplazar una bujía tradicional con un componente más avanzado tecnológicamente puede mejorar la eficiencia de combustible entre un 1% y un 3%. Esto puede no parecer mucho, pero a lo largo de los años, esto se traduce en ahorros considerables, según destacan desde Denso.

El diseño tradicional de bujía incluye dos electrodos de superficie plana, que crean la chispa de encendido en un espacio compacto con espacio limitado para que crezca la llama de encendido, reduciendo el potencial de combustión.

En comparación, las bujías de encendido Iridium Twin Tip (TT) de Denso están diseñadas con dos electrodos finos como agujas, que permiten que la llama crezca 360 grados en las tres dimensiones. Este diseño único permite que la llama se expanda más rápida y efectivamente, lo que da como resultado una combustión más potente y un mejor rendimiento del motor.

Denso ha llevado a cabo pruebas exhaustivas, probando en laboratorio el consumo de combustible de un motor de automóvil usando diferentes tipos de bujías, tanto en sus propios diseños como en los de la competencia. Los resultados muestran claramente que cuanto más espacio haya para que la llama de encendido crezca, mejor será el rendimiento del motor. Bajo carga completa, por ejemplo, la bujía Iridium TT redujo el consumo de combustible y las emisiones de CO2 hasta en un 3,4%.

Cuando utiliza una bujía Iridium TT, mejora la eficiencia del combustible y la longevidad del motor. Mientras que las bujías tradicionales duran alrededor de 40.000 kilómetros, las bujías Iridium TT continuarán funcionando después de 120.000 kilómetros. La combinación del diseño avanzado de Iridium TT con una aleación de iridio y rodio única hace que las bujías sean más eficientes y mejora el rendimiento del vehículo, además de reducir las emisiones.