Las matriculaciones de vehículos industriales aumentaron el pasado noviembre un 22,5% frente al mismo mes del año anterior, con un total de 2.355 unidades en lugar de 1.922, según datos de Aniacam, que reflejan para el conjunto de los once primeros meses de 2015 un incremento muy por encima del previsto por cualquier analista al situarse en el 39,8% y llegar hasta las 20.890 altas frente a las 14.945 del periodo enero-noviembre de 2014.

 

Por segmentos, en noviembre la mayor subida se produjo entre los rígidos de carretera de más de 16 toneladas, con un alza del 41,1% y 175 registros frente a 124. No obstante, por volumen, el mercado nacional sigue absolutamente enfocado hacia las tractoras, como lo demuestra el hecho que el 79,7% de todas las operaciones correspondieron a este tipo de vehículos, dentro de los cuales la subida el mes pasado fue del 21,9%, con 1.878 unidades frente a 1.540.

En lo que va de año, el mayor crecimiento es también para los rígidos de carretera, con 1.883 unidades y una subida del 50,2%, mientras que los industriales ligeros (hasta 6 toneladas) reflejaron un ascenso del 26,4% con 910 unidades, los industriales medios un 30,7%, con 2.259 unidades, y los rígidos de obra un 45,7%, con 252 operaciones. El segmento de tractoras, por su parte, supone desde enero un 74,6% del total de ventas, con 15.586 altas y un ascenso del 40,8%, un punto porcentual por encima del conjunto del mercado.

En la clasificación por marcas en los diez primeros meses, dentro del segmento de tractoras, la primera posición es para Iveco, con 2.695 unidades y un crecimiento del 57,79%, por delante de Mercedes-Benz (2.499 y 29,75%), Volvo (2.401 y 17,41%), Scania (2.321 y 68,92%), MAN (2.164 y 29,89%), DAF (1.841 y 50,78%) y Renault Trucks (1.665 y 47,35%).