El compresor para pintar, nos recuerda Loctite en un interesante artículo que les adjuntamos íntegro, es un elemento fundamental en todos los talleres de chapa y pintura.

Se utiliza prácticamente todos los días: por eso es muy importante realizar una elección y un mantenimiento adecuado para evitar posibles averías que entorpezcan el trabajo en el taller.

El compresor de aire es una máquina que, cuando aumenta su presión, desplaza fluidos compresibles, tales como gases o vapores.

Así se produce un intercambio de energía entre la propia máquina y el fluido, en el que el trabajo que ejerce el compresor para pintar se transfiere a la sustancia. De esta forma, a través de la denominada energía cinética, se impulsa su expulsión.