El empresario Lorenzo Vidal de la Peña, candidato a la presidencia de Ganvam en las elecciones del próximo 10 de octubre, ha pedido a los asociados que atiendan a la trayectoria de los dos aspirantes antes de decidir su voto porque “el sector se juega mucho y la representación de más de 7.300 de sus empresas no debería quedar en manos inexpertas”. El candidato, actual presidente de CEOE-Cepyme Cantabria, es uno de los 40 empresarios españoles que forman parte del Comité Ejecutivo de CEOE España, y de los 30 que forman parte del mismo órgano de Gobierno de Cepyme.

Vidal de la Peña ha recordado que “las empresas de automoción y vinculadas proporcionamos empleo directo o indirecto cerca del 9% de la población activa del país, aportamos el año pasado 26.000 millones de euros en impuestos y generamos 8,6% del PIB español. “Ganvam representa en un elevado porcentaje los intereses de ese gigante económico”. Esto es, a su juicio, “demasiado peso para dejarlo en manos de quien no ha ostentado ninguna representatividad más allá de ser delegado de Ganvam dentro de las fronteras de su ciudad”.

Vidal de la Peña ha pedido el apoyo de los asociados en esta recta final de la campaña apelando a la “sensatez” y a la “alergia a los líos que caracteriza al empresariado”, algo que ha señalado “nos diferencia de otros ámbitos como la política que, no olvidemos, es el origen y el verdadero destino del otro aspirante a la Presidencia de Ganvam, que únicamente ve en esta asociación un trampolín para volver a ella”.

El candidato se ha referido así a José San José Merinero, que concurrió a las pasadas elecciones municipales en Valladolid como miembro de la lista de Francisco Javier León de la Riva, quien finalmente quedó fuera del juego electoral al ser inhabilitado por un delito de desobediencia, al negarse a ejecutar una sentencia relativa a una irregularidad urbanística en una de sus propiedades inmobiliarias.

Para Vidal de la Peña, es “preocupante pensar que cuando estas situaciones que escandalizaron al país se sucedían en Valladolid, una persona que hoy aspira a representar a Ganvam y a todos nosotros no sólo ni las reprochaba ni las cuestionaba, sino que las apoyaba con su nombre e imagen al formar parte del equipo que aspiraba a aupar de nuevo a la alcaldía a León de la Riva”. En palabras del candidato, “no cabe que el señor San José Merinero alegue ahora ignorancia porque el 'líder' al que escogió apoyar ya estaba ampliamente envuelto en sombras de presunta corrupción a fecha de presentar su lista”.

Y añade: “resulta chocante para cualquiera que hoy José San José se presente a sí mismo como candidato renovador tras haber pasado los siete últimos años dentro de la Junta Directiva de Ganvan sin renovar nada, y que pida ahora una transparencia que ni reclamó cuando pudo, ni parece que echara de menos en la gestión del alcalde al que avaló con su nombre y aplaudió con entusiasmo sin fisuras”.

“Ganvam merece un futuro mejor que verse presidida por quien lleva consigo esos fantasmas”, concluye Lorenzo Vidal de la Peña, para quien “es hora de decir la verdad y de que las organizaciones que nos han de representar a todos sean realmente merecedoras de nuestra confianza”.